“Lo más valioso”

Cuando Jesús empezó a restaurar lo que se pretendía en la ley antigua, ciertamente tuvo muchos problemas, pues la gente hubiera pensado que para restaurar la ley, había que utilizar la “mano dura” y empezar con la la lista de exigencias, de hecho eso fue lo que hicieron los hebreos desde que la ley llegó.

Pero Jesús decide ampliar más el criterio, Él enseña no a seguir la letra, sino el Espíritu que inspiró esas letra, puesto que “la letra mata mas el Espíritu vivifica” 2 Co  3, 6 Jesús prefiere que en vez de que sigamos un manual de procedimientos, tengamos la libertad para juzgar lo que es bueno y lo que no, Él busca no que le obedezcamos, sino que pensemos como Él, que sintamos cómo Él , que seamos cómo Él. Es parte de la libertad a la que nos llama.

En el nuevo Testamento nos ofrece la pauta mediante los valores del Reino para que podamos crecer en ello. Básicamente hay un solo valor que ayuda a medir, este valor es el amor, principalmente el amor a las personas; y de este modo descubrimos que en todo el Evangelio lo más importante para Jesús son “las personas”, esa es nuestra pauta de juicio respecto de lo que está bien o está mal.

Para cumplir con ese principio básico de juicio, podemos dividirlo en 4 acciones concretas que Jesús enseña de modo muy tajante y específico, estas son:

Repartición: Saber compartir de lo que tenemos, saber que todo es de todos y tener las manos abiertas!

Dignidad Humana: No olvidar el valor que cada ser humano, en la condición que sea que esté, tiene para Dios y actuar nosotros del mismo modo.

Solidaridad: Poder ir desde la comprensión, hasta la misericordia y llegar hasta la compasión, de dicho de un modo más claro significa ‘sufrir con’, es decir, saber que todas las personas “buenas y malas” están sufriendo las consecuencias del pecado en el mundo y en su vida, y nuestra respuesta debería ser, unirnos a ellos e incluso dolernos por ellos y con ellos, además de hacer todo lo que podamos para contribuirles.

y Servicio: Una entrega desinteresada, amable y llena de amor, para que el fruto de nuestro esfuerza redunde en bendición y properidad para el otro!

Bendiciones a todos

Atte. El Gusano

2 responses to this post.

  1. Posted by Eduardo on 24 febrero 2012 at 12:25 PM

    Muy interesante, me recuerda cuando estaba niño y mis papas me decían “no hagas esto es malo”, “esto te puede perjudicar”, “lo que haces esta mal”, sabiendo que – a su manera de amarme – , ellos consideraban lo que era bueno; y voy creciendo, entendiendo de esa manera lo que es bueno y lo que es malo…hasta que llego a la edad de empezar a formarme un criterio y saber que conductas son buenas o malas, independientemente de la universalidad de mi conducta, creo que así Dios me dice que ya que estoy conociendo lo que me perjudica o me puede dañar, utilizar su enseñanza de Amor hacia los demás y verme así, beneficiado…XD
    En pocas palabras, cuando voy caminando en esta vida y conociendo, cuando me equivoco conozco lo que es malo para experimentarlo y luego mostrarme lo bueno que sale de “lo malo”….eso es valioso….

    Responder

  2. Posted by Miguel Duran on 28 febrero 2012 at 11:20 AM

    Solo el que ha sido liberado,
    habla el idioma de la LIBERTAD,
    y ese lenguaje lo entienden los que son libres,
    e inquieta muchisimo a los que son cautivos.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: