Me muero de hambre…

Gn 25, 29-34

Mucha gente se ha acercado a decirme, “hermano, es que yo quiero meditar la Palabra como usted, o yo quiero orar como usted”, y pienso mucho que cuando alguien dice eso, en realidad es cómo no valorar lo que Dios le ha dado en particular a esa persona; siento como si alguien dijera “me gusta más su hijo que el mío, porque el suyo ya está más grande”.

Esto me recuerda a Esaú negociando su primogenitura, dijo literalmente: “Me muero de hambre y de que me sirve mi primogenitura”, y la cambió por un miserable plato de lentejas; creo que hay muchas personas que no valoran, la bendición, que Dios ha puesto en su interior, he visto como la gente solo dice ME MUERO DE HAMBRE y se come lo que Dios le dio a otro y se conforma con ello, aunque Dios esté pensando en darle cosas más grandes, más misteriosas y personales, lo único que piensa la persona es ME MUERO DE HAMBRE AHORITA.

Creo que ese el modo en que muchos caemos en la trampa de Satanás y nos cambia la primogenitura por cosas sin valor, solo porque estamos, muy hambrientos, muy solos, muy cansados; sin embargo, así es como estuvo Jesús en la tentación y Él nos muestra cómo vencer; Él siempre valoró en más el pan de la palabra, la compañía de Dios y la paciencia de la providencia.

Hoy me quedo con:

1.- Valorar la “Perla” que Dios puso en mi.

2.- Cuidarme de no tener demasiada hambre de nada, para no caer en una trampa.

3.- Ser consciente de las cosas para las que me sirve la bendición que Dios ha puesto en mi.

Papá, gracias porque me has dado la gracia de ser fiel en lo poco, cuando nadie o casi nadie valoraba lo que me dabas, pero para mi siempre fue una gran tesoro, gracias porque esa pequeña perla que pusiste en mi, hoy se ha vuelto una perla de valor incalculable, aunque  desde que era pequeña para mi era la más valiosa de todas. Hoy no como un plato de lentejas, hoy me siento a tu mesa y como contigo, no lo merezco pero gracias por llevarme de la miseria a la mesa real. Te amo Papá… Jesús que tal si me ayudas a planear lo de al rato, a ti te sale mejor que ami siempre, Espíritu gracias por el fuego que me quita el frío, no puedo vivir sin ti.

Atte. El gusano escupe lentejas

One response to this post.

  1. Posted by MARLENE RUEDA on 27 enero 2011 at 2:01 PM

    GRACIAS PAPÁ PORQUE SACIAS MI HAMBRE CONTIGO, AYUDAME A SEGUIR HAMBRIENTA Y SEDIENTA DE TI Y NO ENGOLOSINARME CON LO QUE TENGO,ESPERO EN TI…AHORA SE HACE LO QUE TU QUIERES PAPÁ…GUÍAME QUE ME DEJARÉ SER GUIADA Y YA NO DEJARÉ QUE ME SEAN ARREBATADAS TUS BENDICIONES…

    GRACIAS GUSANOOOO

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: