Ahí viene el soñador Parte III

Gn 40-42

Es admirable José; hay mucha gente que cae una vez y se levanta, hay pocos que fracasan dos veces y siguen adelante, pero José cae más hondo, primero la frustración con sus hermanos, luego es vendido y crece al grado de  ganarse el reconocimiento de su amo, entonces es infamado y llevado a la cárcel, donde otra vez es reconocido, luego le piden ayuda y lo dejan olvidado… Tres trancazos seguidos??? Quién puede decir que tiene ese tipo de ferrea voluntad.

Dicen que soñar no cuesta nada, pero eso solo es así cuando el que sueña no piensa en absoluto perseguir el sueño, es como si solo viera una película en su cabeza, pero nunca se atrevería a ser el actor principal; porque cuando alguien se atreve a ser el protagonista de la película de su vida y quiere hacer de ella una de esas inspiracionales de la que hace Disney, entonces la vida probará que tan inquebrantable es en ese sueño.

Otro aspecto que me parece muy importante, es la capacidad de José para hacerse útil y muy útil en cualquier situación de su vida, arriba o abajo pero siempre útil, eso siempre lo empujó a seguir, no creo que pueda haber otra posibilidad para que todos los sucesos de la vida se transformen en bendición.

Y por último quiero resaltar la humildad de José al no colgarse ‘el milagrito’ de la interpretación de los sueños. Cabe aclarar que la oniromancia (interpretación de los sueños) era considerada una ciencia de sabios y era muy bien remunerada; pero José era un prisionero y era extranjero de un pueblo considerado mucho menor que el gran Egipto; aún así la frase de José cuando fue requerido para el responder al faraón fue: “¿no es Dios quien da la interpretación de los sueños?” es decir, hasta en ese momento reconoció la gracia de Dios que actuaba en él, y no tuvo ningún reparo en aclarar que él era solo un instrumento.

Hoy entiendo que:

1.- Debo de saber que en el camino a mis sueños, muchas veces sentiré las caídas y golpes fuertes que da la vida, pero nunca he de darme por vencido.

2.- Que además de no darme por vencido, he de mantener una buena actitud de servicio y ser útil en donde quiera que esté.

3.- Ser capaz de atreverme a ser el protagonista heroico de la película de mi vida.

4.- Siempre dar la gloria a Dios por la gracia que depositó en mi.

Mi Gran Señor, has puesto una idea en mi corazón y arde muy firme y fuerte, es suficiente eso para más de una vida terrenal, te lo prometo “I do my best”. Todo lo que pongas en mi mente, mi corazón o mis manos, no voy a desperdiciar ni un poco, voy a ser que sea útil, que de fruto y que te de gloria; ojalá que eso coopere para que muchas personas pueda ver la maravilla de Papá que eres. Gracias por tu paciencia y gracias por esos momentos divertidos que pasamos. Un abrazo Papá

Atte. El gusano soñador

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: