Volver a encender!

II Ti 1, 6-7

“Te recuerdo que avives el fuego del don de Dios que hay en ti …

Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio”.

Avivar el fuego que Dios nos dio, wow! vaya tarea; si para empezar no sé ni cómo Dios se atrevió a ponerlo en mi, pues yo era un pecador y no tenía el menor respeto, ni por Él, ni por la vida, ni por nada… Sin embargo Él decidió poner ese fuego en mi.

La palabra que usa el griego original en la biblia para avivar es “anazopuréo” que significa “Volver a encender el fuego”, y estoy donde mismo, cómo puedo volver a encender algo que nunca he encendido.

Pero la realidad es que Timoteo tampoco lo había encendido, habían estado antes su abuela, su madre y Pablo mismo impulsando ese primer encuentro con Dios. Y es una realidad que hoy en día la peor pelea que libra el cristiano es contra esa rutina, costumbre y desánimo, que produce hastío, pereza, poca motivación de pelear la buena batalla.

Pero mi carissimo San Pablo no nos podía dejar en el aire, él le da a Timoteo una buena guía para hacer lo que no podemos hacer, son tres cosas que menciona en positivo y una en negativo, he aquí directo del griego:

No “deilía“, es decir, no timidez, no cobardía.- Y yo encuentro esto de maravilla porque lo primero que me dice el gran apóstol, es no seas coyón y no te escondas, ni pienses en dar marcha atrás! Creo que es un buen comienzo para que la flama no se apague, pues encuentro en muchas personas que antes de que empiecen a bajar los brazos en su búsqueda de Dios, lo primero que hacen es empezar a esconderse, a apartarse y a no continuar rodeándose de la fe en vivo y a todo color; San Pablo dice que ese no es el Espírtu que se ha puesto en nosotros, es decir, no lo hagas.

Ahora los tres si:

1.- “Dúnamisde“, es decir, fuerza, eficacia, impetuoso, capacidad, dar, poder de Dios.- O sea que la primer cosa que debo de hacer esforzarme, ser eficaz en mis acciones, poner todo mi ímpetu, usar mis capacidades, dar (queeeeeee??? si cuando uno anda apagado lo que menos quiere es dar, ahora entiendo porque termina uno peor), dejar y esperar que el poder de Dios se manifieste a través de mi.

2.- “Ágape“, es decir, amor, caridad; pero no cualquier amor sino el amor con el que Dios me ama.- Así que cuando se me andan bajando las pilas amar, amar a mi prójimo, pero también obviamente a mi Dios, es decir, tengo que esforzarme por enamorar a mi Dios, “I love this”

3.- “Sofronismós“, es decir, dominio de sí mismo y disciplina.- Y esto está increíble, quiere decir, que cuando las pilas van  a la baja, uno de los tres soportes es dominarme y hacerme entrar en disciplina, la clásica historia del cristiano que va a fracasar es: “es que ya no siento como antes, es que ya no me nace igual, es que ahora batallo más, etc…” sin saber que es solo un momento que se puede brincar si se permanece fiel. Deberíamos de tener una disciplina de levantarnos a orar a determinada hora, nos nazca o no, de servir, nos nazca o no, de leer nos nazca o no.

Tres aspectos a través de los cuales nos podemos sostener; los podría englobar en una sola frase: “Esforzarme siempre y disciplinarme en enamorarme de Dios y en servir a mi prójimo”

Hoy entiendo:

1.- Que aunque Dios encendió su fuego en mi, a mi me toca cooperar con mi empeño de que esa llama permanezca ardiendo.

2.- Que debo esforzarme, ser más eficaz, andar siempre impetuoso y capaz, dar y abrirme al poder de Dios.

3.- Enamorar a Dios y dejarme enamorar por Él.

4.- Tener mi esquema de disciplina bien delineado.

Jesús mi hermano, siempre necesitaré de ti para mantener ardiendo mi llama, enséñame a ser verdaderamente esforzado y aguerrido, para no caer en una actitud cobarde o tímida; que el amor que siento por ti cada día sea más ardiente y que se traduzca en obras amorosas hacia ti, enséñame como y yo lo haré; sobretodo te pido que me enseñes la medida correcta de mi disciplina personal, pues no quiero propasarme al grado de no vivir fresco y en libertad, pero tampoco quiero ser un fresco liberal, Tú ayúdame a encontrar la media por favor. Hoy tengo mucho trabajo, ¿te parece si me acompañas para acabar más rápido y poder relajarnos al rato?

Atte. El gusano de fuego

About these ads

One response to this post.

  1. Posted by Oralia T. S. on 3 febrero 2011 at 9:51 AM

    Gracias mi querido couch, como siempre tus palabras muy acertadas, te amo y que el Señor te siga dando mucha luz y te llene de su gracia.
    Gracias mi Jesús amado por que no me dejas, te manifiestas y me muestras tu ayuda y tu bondad a traves de mis hermanos que me haz puesto en mi camino, eres hermooooso, te amo.

    Responder

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 28 seguidores

%d personas les gusta esto: