Los 5 Rengueos

Ex 1-4

La figura de Moisés es mucho muy rica en pasajes, matices y detalles que se pueden resaltar, el día de hoy me llaman la atención dos o tres de un modo especial.

Creo que fue tremendo lo que ocurrió con los niños de los hebreos en ese tiempo y me admiro de la astucia de Jocabed, la mamá de Moisés, y como Dios le compensa pudiendo criar a su hijo durante dos años; todos los padres deberíamos saber que esos dos años son muy importantes en los afectos del niño; entonces yo creo que desde ahí había un afecto especial por los hebreos, su raza, sus hermanos.

Y ocurre en Moisés algo que ocurre en muchos de nosotros, apenas siente un poco de poder, y entonces lo usa para arrebatar o violentar lo que desea y cree correcto; en este caso, Moisés se duele por la situación de sus hermanos y se duele por el abuso de los egipcios sobre ellos, por lo cuál recurre a la violencia, Moisés tuvo que haber sido un tipo fuerte y habilidoso para pelear, pues matar a una capataz no debió ser fácil. Después de esto Moisés huye y llega a Madián y llega peleando otra vez, medio aguerrido el muchacho, pero después de la terapia del desierto, el corazón de Moisés empieza a encontrar la calma y es entonces cuando Dios se le revela y le encarga la misión.

Esto es una de las cosas que más me llama la atención porque la misión que Dios le encomienda no es una novedad, es algo que Moisés ya traía en el corazón, solo que el respondía de una manera impropia y muy limitada. Pero lo padre de esto es que después de los intentos fallidos y su tranquilidad en el desierto Moisés se siente menos capaz que nunca, de hecho le responde con su quintuple rengueo para no cumplir con la misión, Moisés saca sus historias de 1.- ¿quién soy yo? 2.- ¿quién me manda? 3.- no me van a creer 4.- no puedo porque tengo limitaciones 5.- mejor manda a otro.

Moisés está quebrado y temeroso, pero la realidad es que cuando uno llega a esa posición es cuando verdaderamente podemos dejar que las cosas ocurran como Dios ha pensado y apegandonos a su providencia, en vez de hacer las cosas como pensamos nosotros, esto permite que después podamos darle toda la gloria a Dios.

Encuentro que en mi y en muchas personas, esos 5 rengueos son muy recurrentes, los mismitos miles de años después, pero finalmente Dios llama a lo que no es para hacerlo que sea.

Hoy me quedo con:

1.- Dios ya puso hace mucho un deseo grande en mi corazón, y cada vez lo usará más y más para sus proyectos y para que experimente la plenitud de vivir en sus planes.

2.- Dios usará el despojo para enseñarme y prepararme para escucharlo.

3.- No puedo poner los mismos rengueos tan choteados, mejor es decir si a Dios y confiar.

Mi Señor amado, ahora tengo respuestas para cada rengueo, ¿quién soy? tu hijo, ¿quién eres? El Señor del universo y mi Papá, Si no me creen… me vale, yo si te creo a Ti, ‘tengo muchas limitaciones’ ayúdame con ellas Señor, ‘mejor manda a otro’ NI LOCO, MANDAME A MI, PORQUE YO IRE, no me voy a perder ni una aventura de vivir en tu gracias mi Dios y Amigo, contigo a mi lado ni quien se me pare enfrente, augh, augh, augh! (perdón, me emocioné)

Atte. El gusano rengueador

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: