Feliz tú por haber creído

Lc 1, 26-45

Entre otras cosas verdaderamente exaltadoras, Isabel le dijo a María “Feliz tú porque has creído que se cumplirá lo que te fue anunciado”; y no es para menos, pues lo que más podemos ver en el pasaje de la anunciación es la actitud de fe profundísima en María, nunca hubo ni un asomo de dudas; y aunque Isabel no estuvo ahí, seguramente ella pudo notarlo en su trato y en su manera de comportarse.

Si observamos el pasaje, cuando María recibe el saludo del ángel, ella no se turba por el hecho de que es un ángel el que la saluda, el texto dice que ella estaba desconcertada pensando en que significaría ese saludo, y ya esto es gran cosa, pues para ese tiempo, cuando alguien veía un ángel o algo cercano al mundo espiritual, se aterrorizaba pensando en que tal vez podría morir, sin embargo, ella se preguntaba sobre el significado del saludo.

Por otro lado, ella no dijo como Zacarías que preguntó ¿como puedo saber que esto sucederá?, es decir, estaba pidiendo algo así como una reconfirmación, sin embargo, María preguntó ¿cómo será esto? es decir, dio por sentado que ocurriría, solo preguntó cómo, pues no había conocido íntimamente a ningún hombre.

Después supo de Isabel su prima, y simplemente creyó.

Todavía más interesante es que su fe no es simple credulidad, sino que toma acción, en principio la acción que toma es la de asumir lo que le estaba siendo anunciado y tomar su postura, ella dijo “Soy esclava del Señor, que se cumpla en mi tal cual me has dicho”, es decir, disposición, apertura y sumisión, por increíble que pareciera para ella esto ya era un hecho; por otro lado, se puso en pie y fue a servir a su prima siendo ella apenas una muchachita.

Las palabras de Isabel son inspiradoras al saber que cuando uno cree verdadera y profundamente, entonces se es feliz, además esa felicidad contagia nuestro entorno.

———————————–

Preguntas para meditar

¿Qué tanto creo en las palabras que Dios me da?

¿Cuál es mi actitud cuando Dios me inspira algo que parece imposible?

¿Qué tan rápido respondo cuando Dios me pido algo?

¿Cuál es mi actitud para responder a Dios?

———————————–

Oración

Papá, he aprendido a ser desconfiado de todo y muchas veces soy poco sensible para escuchar tu voz y lo que me pides. Pero hoy quiero decirte que quiero crecer en humildad, en sumisión a ti y sobretodo en fe y en confianza, yo voy a poner todo de mi parte para que esto ocurra, pero necesito de tu Espíritu para poder tener una actitud y respuesta como la de María, dame de tu Espíritu para tener gracia delante de ti y responder como se debe, de ese modo yo seré feliz, sé que ta haré sonreír y podré bendecir a este mundo que tanto te necesita.

Atte El Gusano de la fe

One response to this post.

  1. Señor creo en tí, pero aumenta mi fe, que siempre mi respuesta a tí sea Fiat y que mi vida sea un destello de fe.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: