Su nombre es Juan

Lc 1, 57-66

Fue la falta de fe lo que hizo callar a Zacarías, tal cual nuestra falta de fe hace que callemos, cuando no confiamos plenamente en lo que Dios tiene para nuestras vidas es como si algo detuviera nuestras palabras, nuestro testimonio se ve nulificado, pero esto es solo temporal hasta el momento en que podamos muestra de nuestra fe, en el caso de Zacarías el no podía dar muestras de fe antes de que el niño naciera.

Zacarías defendió la postura de Isabel al ponerle el nombre al niño, el nombre que eligieron fue Juan, como le había dicho el ángel, y este fue el acto que demostró la fe de Zacarías en lo que el ángel había anunciado.

Juan significa: “El que está en la gracia de Dios”, y desde ese momento esa gracia empezó a ser dispensada, primero en Zacarías, a quien se le soltó la lengua y pudo empezar a hablar.

Lo verdaderamente importante es que apenas Zacarías recobró el habla, lo primero que hizo fue reconocer a Dios, alabarlo, bendecirlo y profetizar lo grande y maravilloso que es. El efecto natural es un temor sagrado de la gente al decir, “¿qué es esto? aquí hay algo mayor de lo que vemos normalmente”

Cuando podemos dar muestras de nuestra fe, entonces nuestro testimonio cuenta y nuestra voz es escuchada, es importante alabar y bendecir a nuestro Dios antes que cualquier cosa, así la gente se llenará de un temor sagrado que los haga mirar al cielo y buscar a ese Dios tan poderoso.

———————————–

Preguntas para meditar

¿Cómo he demostrado que creo verdaderamente en lo que Dios me da?

¿Con qué tanto celo o reverencia cuido de lo que Él me muestra y me da?

¿Qué puedo hacer para ser un “Juan” es decir, uno que está en la gracia de Dios?

¿Qué tanto me tardo en honrar a Dios y testificar de Él cuando es momento?

———————————–

Oración

Papá, yo creo, haz que crea con más firmeza, o como dijo aquel hombre, Señor, yo creo, pero aumenta mi fe. No hay nada en lo que confíe más que en Ti, pero reconozco que eso a veces es más razón que acción, muchas veces ando preocupado por lo que pasará o por lo que vendrá, o cómo Zacarías, pidiendo muestras de “¿cómo sabre que esto es cierto?” Espíritu Divino, lléname de ti para poder abandonarme en los brazo de Papá y para ser como Jesús, confiado y paciente.

Gracias Dios Trino por escucharme y atender a mis pequeñas súplicas, me encanta estar contigo y disfrutar de lo que verdaderamente es el amor.

Atte. El Gusano Juan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: