Tres tipos de personas

Lc 6, 12-19

De este texto podemos distinguir tres clases específicas de personas, además de Jesús; unos eran los que andaban tras de Jesús buscándolo para obtener algo de Él, ahí estaban para escuchar sus palabras, para ser sanados de sus enfermedades y/o para ser liberados de espíritus inmundos, querían tocarlo y recibir la fuerza sanadora que salía de Él.

Por otro lado estaban los discípulos y ser un discípulo de Jesús es básicamente ser un seguidor de Él, así que estos son los que lo acompañaban a todos lados, que vivían donde Él vivía y como Él vivía, además de ser seguidor el discípulo es un aprendiz, es decir, que imita lo que ve de el maestro, y ciertamente Jesús tenía bastantes discípulos y estos le acompañaban a donde quiera que Él iba, lo servían y lo imitaban.

Además, de estos dos grupos, están los apóstoles, que fueron tomados de  entre los discípulos y son un grupo más específico, que sin dejar de ser discípulos, ahora son enviados a ser “cristos” (ungidos) en otros lados. Ser apóstol significa tener la confianza del Señor, significa que Él pone su obra en nuestras manos y nosotros en las de Él.

Hay gente que se acerca a Jesús solo para recibir de su fuerza sanadora y liberadora; hay otros que queremos seguirlo, estar con Él y ser como Él; y hay otros que además de querer ser como Él, somos llamados a ser Él para muchos que no lo conocen, para estar todo el tiempo con un gran sentido de urgencia, para llevar el mensaje de amor lo más pronto posible y mejor, a este mundo que languidece sin Él.

Creo que para llegar a se apóstol es necesario ser discípulo, y creo también que para ser discípulo es necesario haber experimentado en carne propia el poder sanador de mi Jesús.

_______________________________________

Preguntas para reflexionar

1.- ¿Qué tanto me he abierto a experimentar el poder sanador de Jesús?

2.- ¿Que tanto estoy pendiente de los deseos de mi Señor para seguirlo e imitarlo?

3.- ¿He sentido que Él me ha llamado para ir al mundo en su Nombre?

4.- ¿Qué tanto siento el dolor de por los que no lo conocen?

_______________________________________

Oración

Yo estoy para ti, como los ojos del siervo están pendientes de las manos de su amo, así mis ojos están pendientes de tus deseos mi Jesús, te amo y mi vida sin ti no es nada, te pertenezco y me maravilla poder representarte ante los que sufren y lloran, ante los que experimentan la orfandad de estar sin Dios, gracias por el privilegio de ver como sus rostros brillan cuando te descubren por primera vez; siempre sabré que no soy digno de eso Señor, pero acepto tu gran misericordia y tu gracia que se han vuelto tan fundamentales en mi vida. Quiero conquistar tu corazón cada vez más mi Señor! Beso y abrazo!

Atte. Apostle Worm

3 responses to this post.

  1. Posted by Roberto Jaramillo Carreon on 2 marzo 2011 at 1:39 PM

    Es malo buscar a Cristo por otros motivos? La busca de nuestro Dios para sentir la felicidad plena , solo lo estamos utilizando? Agradeceria me contestaran..DLB.

    Responder

  2. No creo que sea malo buscar a Dios por motivos personales, y de hecho creo que esa es la única manera de buscar a Dios, pero creo que el proceso natural después de encontrar a Dios, es el amarle más allá de nuestra propia vida, pues en Él se descubre una vida diferente y superior.
    Bendiciones

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: