Huir de Dios

A la gente le gusta huir de Dios, es así… Es como una tradición. Simplemente intentan huir, intentan ocultarse de Él, intentan hacerse de “la vista gorda”. Lo hizo Adán en el Edén, lo hizo Jeremías, lo hizo Jonás al punto de ser comido por una ballena!

Huir de Dios es un impulso  natural debido a nuestra falta de conocimiento de Él y a nuestra tendencia lógica de querer entender todo, de controlarlo todo, de saberlo todo, de no llevarme una sorpresa. La cosa es que con Dios todo es sin ver, sin entender del todo, sin control absoluto de nuestra parte e increíblemente sorpresivo en cada momento.

La gente huye para no ser acusada, sin saber que la voz que acusa la llevamos dentro a donde quiera que vayamos…

La gente huye para no asumir una responsabilidad mayor que lo que pensamos que podemos manejar, sin embargo, huir de Dios es algo mayor de lo que cualquiera podría manejar, además ‘imposible’

La gente huye de Dios por miedo a encontrarse en una vida que no le agrade o que esté fuera de lo que esperaba, sin embargo, lejos de Dios encontrará una vida que no pensó y en un enfoque totalmente ‘pobre’

Nunca olvides que cuando le dices que sí a Dios y empiezas a hablar de Él, mucha gente saldrá literalmente huyendo, pero no te aflijas, no huyen de ti, huyen de Dios.

Pocos saben que al huir de Dios en realidad estás huyendo de ti, del Tú que Él pensó mientras te creaba, del Tú lleno de bendiciones, prosperidad y abundancia, de la increíblemente mejor versión de ti mismo.

Muy pocos saben que a Dios todavía no se le escapa ni uno, y más tarde o más temprano se encontrarán frente a frente, ojalá que sea temprano!

¿Cómo has huido de Dios? Me encantaría que nos compartieras y ¿Cómo te encontró?

De tarea leer y disfrutar el salmo 139

4 responses to this post.

  1. Posted by Jessica on 23 octubre 2012 at 10:59 PM

    Confirmó lo que escribes mi estimado, hay una dicha superior al estar cerca de Dios.
    Y tengo la libertad de alejarme de el y de esta manera vivir una vida oscura, una vida amarga donde no llegue la dulzura de su voz. Pero porque solo a su lado existe la verdadera libertad, porque no soy libre de ser plenamente feliz sin necesidad de El. Porque no puedo ser feliz lejos de El y regresar a El solo porque soy libre y así lo decido porque lo amo. No porque estoy desvalido, triste o presionado por la vida lejos de El.
    Que jugarreta de permitir que me aleje sabiendo que estaré mal sin su mano que me guíe. Sabiendo que tendré que regresar si buscó plenitud. Quiero ser feliz sin depender de El y si me da la gana volver. Esa es verdadera libertad.

    Responder

    • Posted by silvia on 29 noviembre 2012 at 8:35 AM

      jamas seras feliz sin El. y sabiendo la verdad y no la haces eso se te cuenta como Pecado. ests jugando con tu salvacion cuda de no perderla por que Jesus ya Pago por tu vida a presio de Sangre . que Dios te bendiga y te guie por el buen camino.y recuerda la verdadera libertad es la vida en Cristo…. el cielo padece violencia …y solos los valientes lo arrebatan……

      Responder

  2. Posted by Elsa Cárdenas on 24 octubre 2012 at 10:56 AM

    yo huía, ya no, sólo comento la forma en que lo hacía y porque, para que sirva a otros de experiencia: yo huía de El por el pecado, era como decirle si, si voy Señor pero esperame tantito porque aún no puedo dejar esto, vivir sin esto..y que hironía eso sólo me estaba matando! vivir sin esto? era todo lo contrario Dios sólo quería darme vida y si que es VIDA. Y fué finalmente mi Señor quien cortó esas ataduras cuando finalmente la trampa de pecado me atrapó y caí en la línea “mortal”, por llamarlo de algún modo, en verdad les digo el pecado conduce a la muerte en todos los sentidos, en mi caso su Amor, Bondad y Misericordia me alcanzó pero no había necesidad de haber llegado a ese extremo, claro que también toma un sentido diferente el que te rescate de ese modo, pero mejor es no correr el riesgo y cortar antes y disfrutar en todo momento de su Amor. Muchas veces sentí, escuché su llamado y sé que así era, era El porque tenía periodos de tristeza muy largos cuando no podía recibirlo sacramentalmente: Hoy soy libre y tengo vida en Dios que me salvó!! En la medida que lo conozco me voy enamorando más, lo voy viendo de forma más clara en mi vida, se manifiesta a cada instante, le platico de todo, a donde vaya lo llevo eso no tiene precio, es increíble contar con El. Es como una amistad que va creciendo, creciendo, mi mente y mis palabras son aún muy cortitas para explicarlo, sólo puedo gozar de su presencia, lo amo es una dulzura incomparable, indescriptible, es un bienestar a pesar de cualquier situación, circunstancia adversa, difícil.

    Responder

  3. Posted by Betty Bermudes on 24 octubre 2012 at 6:05 PM

    Muchas gracias Sergio por dejarte usar x Dios…Yo huía porque no lo conocia..conocía la imagen que religiones dan a Dios, enojado con el hombre x ser pecador, implacablecon quien no le es fiel, ese Dios inalcanzable…Pero ahora lo conozco y me he enamorado de El, de ese Dios amoroso con los brazos abierto al hombre pecador, que me ama con todos los defectos y errores que tengo, ya deje de huir, x que deje de temer y comence a Amar!!!!.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: