Ni Bypass Espiritual, ni Estanque

BypassUno de los grandes peligros de las redes sociales, especialmente para los creyentes, es el de convertirnos en un BYPASS ESPIRITUAL…

Compartir lo que uno tiene dentro, lo que ha sentido, experimentado y aprendido de Dios, no dura mucho, se acaba pronto, eso es como ser un estanque, y cualquier estanque, aunque sea muy grande, con una fuga termina por vaciarse, un post diario y te vacías…

Sin embargo hay tal cantidad de post ‘espirituales’ que me pregunto por qué el mundo está tan ruinoso si hay tanto creyente y seguidor de Jesús.

Pero la verdad es que los post no proceden verdaderamente del encuentro con Dios de quien los pone; se ha desarrollado una gran adicción de conseguir ‘buenos contenidos para nuestros muros’ y lamentablemente aunque a quien publica le llegue un buen mensaje, en vez de primero disfrutarlo, ver que le queda, ver que puede poner a trabajar en su vida, lo primero que hace es pensar en publicarlo, incluso hasta piensa en a qué personas etiquetar y si sería prudente o no, y termina haciendo un corte antes de que esa información le llegue al corazón… Tomo un libro, leo algo, veo algo y de inmediato lo ‘comparto’ antes de disfrutarlo, de cuidarlo en mi interior hasta que sea verdaderamente mío y entonces sí compartirlo.

Ser un bypass significa dejar pasar de lado lo que tal vez era para mi en primer lugar, tal vez era un llamado directo para mi, tal vez se iba a convertir en algo intimo entre Dios y yo, pero dejé pasar mi coloquio amoroso y lo convertí en una pasarela.

No seamos estanque, tampoco un bypass de ‘excelentes contenidos’ para ganar likes, mejor seamos Manantiales, Veneros Espirituales, que solo publican lo que verdaderamente salió del encuentro personal con Dios. Si encuentras una buena cita, algo que te hace reflexionar, guárdalo primero, arrópalo, exprímelo, conversa con Dios sobre ello, y de lo que resulte, comparte la parte que puedes publicar, pero tu intimidad con Él, quedatela para ti, es tuya, es entre tú y Él.

Recordemos siempre a Jesús diciendo: “¿Cómo puedes decir a tu hermano: “Hermano, deja que te saque la paja de tu ojo”, tú que no ves la viga que tienes en el tuyo? ¡Hipócrita!, saca primero la viga de tu ojo, y entonces verás claro para sacar la paja del ojo de tu hermano” Lucas 6, 41-42

Un abrazo!

Fuente: Un coloquio con Jesús, del cuál se han tomado solo las partes publicas y me quedo con lo que me toca =)

3 responses to this post.

  1. Posted by Adrián Martínez on 22 marzo 2014 at 8:54 AM

    Excelente, me llego. Gracias…

    Responder

  2. Posted by Alberto on 22 marzo 2014 at 10:00 AM

    Excelente….muchas gracias, me hizo reflexionar! Abrazos!

    Responder

  3. Posted by Jonathan on 2 marzo 2015 at 9:48 PM

    GRACIAS Hermano! Saludos desde Colombia!!!!
    Dios le siga guiando! !!!

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: